Café molido: peeling para la piel y limpiador de tuberías

Seguro que  muchas de las personas que me leen, hasta ahora, tiraban los posos de café de la cafetera antes de lavarla, sin pararse a pensar que esos restos de café tenían más vida que ofrecernos.

Este es uno de esos trucos baratos, baratos… ¡tan barato qué es gratis!

Al abrir la cafetera para lavarla, en lugar de tirar el café del filtro, sólo tenemos que ponerlo en un bote o un cuenco.

Collagecafe

Nos lo llevamos al baño y cuando nos vayamos a duchar lo mezclamos con un poco de gel. No tenemos que hacer nada más. Lo vamos cogiendo con las manos y nos vamos masajeando el cuerpo y la cara, haciéndonos un peeling que nos va a dejar la piel muuuy suave.

Para nuestro cuerpo será maravilloso, un exfoliante totalmente natural, sin nada de químicos como otros productos caros que venden para tal fin. Nos dejará una piel de seda. Pero es que además ese café que va a parar al desagüe de la ducha también nos va a ayudar a mantener limpias las tuberías.

¿Se puede pedir más por tan poco?