La Fageda d’en Jordà

La Fageda d’en Jorda es una impresionante bosque de hayas, situado en la zona volcánica de la Garrotxa (Girona).

En otoño el hayedo saca sus mejores colores de tonos ocres y pardos, dando al paisaje un aspecto mágico como si de un cuento se tratara, donde la imaginación de los más pequeños puede dar lugar a interesantes historias sobre gnomos y hadas.

Las setas se esconden entre las hojas caídas de los árboles, intentando pasar desapercibidas ante nuestros atentos ojos, pero no dejaremos de verlas durante todo el paseo, apreciando la gran variedad micológica presente en esta húmeda zona.

También se trata de una oportunidad estupenda para ver y tocar las piedras volcánicas que acompañan nuestros pasos durante todo el camino.

En la Fageda se pueden realizar varias rutas senderistas o con bicicleta de montaña, con distintos niveles, dependiendo de la dificultad y la distancia que queramos recorrer. Es importante una buena orientación y no perder de vista los carteles, ya que las indicaciones dentro del bosque pueden ser escasas y perderse entre senderos no es difícil (y esto lo digo desde la propia experiencia). Nosotros pretendíamos hacer el sendero Joan Maragall (la ruta 2, de 1,5 km, la más indicada para niños de corta edad) y en algún punto nos mezclamos con otro sendero, por lo que la caminata fue bastante más larga de lo esperado.

Lo mejor es partir desde el parking de Can Serra (allí está el centro de información de La Fageda y dejar aparcado el coche nos costará dos euros) y solicitar un plano en el punto de información.

Una vez allí sólo debemos dejarnos conectar con la naturaleza, respirar el aire puro y disfrutar del entorno.