Nuevos Usos para una Cuna

Los tres principios fundamentales para fomentar un consumo responsable y cuidar del medio ambiente son: reutilizar, reducir y reciclar. La regla de las tres erres. En este ocasión vamos a centrarnos en la primera de las erres: reutilizar y darle un aire nuevo a nuestro hogar.

Para ello comparto unas ideas muy sencillas de cómo he aprovechado una cuna. Y lo mejor es que al no dañarla ni cortarla, en caso de volver a necesitar hacer uso de ella, sólo debemos montarla de nuevo.

Un lateral lo he reconvertido en cabezal para la cama.12

Otro lateral en colgador y organizador de un rincón de arte.3

Los cubos son de Ikea y cuestan sólo 50 céntimos.

Me parecieron baratos, prácticos y versátiles.

4

El somier en este caso ha pasado a ser un colgador múltiple. Poner ganchos a distintas alturas facilita que los niños y niñas puedan mantener en orden sus cosas.

Utilizando un colgador de puerta como base, no necesitamos ni hacer agujeros.

Más fácil imposible.5

Anuncios

Customizar Botas

El estilo boho vino para quedarse y a mí personalmente me encanta. Pero lo que no me
gusta tanto es caer presa del consumismo de las modas. Así que si quieres actualizar unas botas sencillas, porque ya te has cansado de su aspecto o quieres darle una imagen más moderna y personal, sin gastar apenas dinero, esta es la mejor manera.

20160511_200937.jpg

Botas antes del cambio

Todos tenemos en nuestra casa, y si no es en la nuestra es en la de nuestros padres, unos trozos de ribetes o cintas que han ido sobrando de arreglos anteriores. Y me atrevo a decir que los tenéis guardados en una caja de lata de esas de las de toda la vida. Esas cajas de nuestras madres y abuelas, que nos recuerdan a nuestra infancia y que, con lo que hay dentro, no pararíamos de customizar ropa o complementos.

20160511_195118

Caja Vintage de Abalorios

En caso de no tener ninguno que nos vaya bien podemos comprar el trozo que nos haga falta, porque necesitamos poquito y el metro de estos ribetes ronda el euro.

Una vez que tenemos los ribetes, cordones o cintas, los cortamos a la medida que necesitemos (de referencia tomamos la bota, pero mejor que quede holgado) y unimos los dos extremos con pegamento. Para que fije bien lo sujetamos con una pinza de la ropa unos minutos, hasta que seque el pegamento. También podemos poner algún cordón con abalorios. Para esto no hace falta ni siquiera pegamento.

20160511_192306

20160511_192447Los ponemos en las botas y trabajo terminado. Lo mejor de todo es que no es un adorno fijo, podemos hacer varios y ponerlos, quitarlos o combinarlos como mejor nos parezca, según la ropa que llevemos. Si los hacemos con milímetros de diferencia, en lugar de todos con la misma medida, no se solapan entre ellos. Más sencillo y barato imposible.

20160511_202850

Globos personalizados: Angry Birds

Los globos de colores son sin ninguna duda el objeto decorativo de las fiestas infantiles por excelencia… y también el más barato. Pero, como busques globos tematizados con los dibujos favoritos de tus hijos, olvídate de la palabra barato.

Sin embargo, siempre está la opción de adornarlos al gusto de cada uno.

20140524_153356

En este caso lo que hemos hecho ha sido imprimir las caras de los pájaros de Angry Birds, recortarlas con tijeras y pegarlas a los globos con pegamento en barra.

20140524_142918

Con unos globos personalizados encontrarás una forma sencilla y económica de tematizar la fiesta al gusto del “cumpleañero”.

Lámpara de Ikea “tuneada”

¿Convertir una lámpara barata en una pieza decorativa única? Sí, es posible…

Hacía varios meses que  nos habíamos mudado y la mayoría de las habitaciones seguían con las bombillas colgando del techo, esperando a encontrar una lámpara que nos gustara y que a la vez fuera económica, pero ese momento no llegaba, así que en una visita a Ikea decidimos comprar unas pantallas básicas, de 2,50 euros. No es que fueran muy bonitas, pero mejor que una bombilla colgando sola sí sería.

Una vez estaban puestas empecé a pensar en la posibilidad de decorarlas… y me puse manos a la obra.

Con papel de seda y cola he conseguido una lámpara única para nuestra habitación.

Lo primero es calcar el dibujo elegido en el papel de seda: en mi caso mariposas. Luego recortamos. La ventaja es que al ser tan fino podemos doblar varias capas y recortar varias mariposas a la vez.

SONY DSC

Una vez tenemos todo recortado vamos pegando con una mezcla de cola y agua. Primero ponemos un poco sobre el lugar que vamos a pegar y luego con el pincel vamos adhiriendo bien el papel de seda a la lámpara, con suavidad.

SONY DSC SONY DSC

Y ya está… colgamos, dejamos secar y disfrutamos de una bonita luz por muy poco dinero.

SONY DSC

Cuenta Atrás: Calendario de Adviento

“Vueeeelveeee a casa vueeelve por Navidaaaddd”… o más bien vuelvo al blog con los preparativos de Navidad, que desde los comercios se empeñan a hacernos ver que las fiestas ya están aquí, con sus lucecitas de colores y sus turrones persiguiéndonos por los pasillos del supermercado.

Pero antes de la Navidad tenemos el Adviento y con él la cuenta atrás hasta la Nochebuena. Aunque litúrgicamente el Adviento no tiene porqué empezar el día 1, ya que se trata de un periodo que abarca los cuatro domingos más próximos a la Navidad, pero tradicionalmente los Calendarios de Adviento van del 1 al 24 de diciembre. Este año en concreto el día 1 de diciembre coincide con el Primer Domingo de Adviento, así que nuestro Calendario nos va perfecto y seguramente nosotros aprovechemos ese Primer Día de Adviento para colocar la decoración navideña en casa.

Y después de esta pequeña “lección”, nos ponemos manos a la obra con nuestro calendario-centro de mesa.

Se trata de un calendario de “cuenta atrás” realizado con cajitas de cerillas. Por un lado nos permite poner pequeño detalles cada día, como unos cromos, unos lacasitos, una pulsera, unas entradas para el cine… y por otro lado formará parte de la decoración navideña de la mesa.

Lo primero es forrar las cajas, con papel de regalo y cola blanca diluida con un poco de agua.

Collage1

Después ponemos los números, del 1 al 24. Yo he utilizado unos números adhesivos porque los tenía en casa, pero con rotulador también habrían quedado muy bien.

SONY DSC

Para que resulte más fácil abrir las cajitas, como si de un cajoncillo se tratara, he “cosido” un abalorio (la primera idea era poner un botón, pero los tenía que comprar, sin embargo los abalorios ya los tenía y  para ser “creativos en tiempo de crisis” lo mejor es aprovechar las cosas que tengamos por casa).

SONY DSC

Luego vamos pegando las cajitas entre sí con la forma deseada. En mi caso le he dado forma circular, de Árbol de Navidad, para utilizarlo como centro de mesa.

SONY DSC

Y por último podemos poner una estrella u otro adorno navideño que nos guste.

Collage2

Los calendarios de cuesta atrás no son exclusivos de las fiestas navideñas, ya que a los niños les encanta ir contando los días que faltan para las fechas importantes (como su cumpleaños), así que se pueden crear calendarios similares pero con decoraciones distintas.

Teatro: La Leyenda de Sant Jordi

Para celebrar el Día de Sant Jordi hemos hecho un espectáculo casero sobre “La Leyenda de Sant Jordi”.

Sólo hemos necesitado una rosa y una cartulina de color negro, a la que le he dibujado la silueta de los personajes con cera blanca, para posteriormente recortarla y pegarle con celo una pajita.

sant jordi 1

Al teatro de cartón que hicimos este verano le he puesto un papel vegetal de los que se usan para el horno. Además, en la parte trasera he puesto una linterna para que el juego de sombras estuviera asegurado.

sant jordi 2

Es una actividad divertida y súper sencilla que a los niños les encanta.

¡Feliz día del libro y de la rosa!

¡Feliz Sant Jordi!

Adornos de Navidad Reciclados: Pingüino

Cada vez que veía una botellita de yogur líquido Hacendado (tipo Actimel, pero de Mercadona) pensaba en qué podía hacer con ellas, son tan monas que me daba una penita tremenda tirarlas a la basura, pero no puedo guardar todo lo que cae en  mis manos porque acabaría con un Síndrome de Diógenes tremendo. Sin embargo, ayer se me encendió la bombillita y lo tuve claro, como no me había dado cuenta antes… ¡tienen forma de pingüino!

Y ahora que se acerca la Navidad, y que estoy ultimando los adornos del Árbol, unos pingüinitos seguro que quedan muy bonitos, así que probé y el resultado ha sido bueno.

collagepinguino

Primero corté y quité la etiqueta que lo recubre, después con un rotulador negro permanente pinté el cuerpo. Una vez seco corté el cuello de la botella (este paso es mejor hacerlo antes que el de pintar, pero yo iba sobre la marcha probando). Por último, tuve que tejer a crochet un pequeño gorro, pegarle unos ojos, una naricita de fieltro y un pequeño botón… y listo, ahora sólo me queda hacer unos pocos más para que le hagan compañía en el Abeto de Navidad.

Taburete-Puff con forma de Seta

A mi hijo le encantan las setas (creo que ya lo he repetido algunas veces jejeje) y hace poco vimos una fotografía que hizo mi hermana de una seta que era como una papelera-paragüero, que estaba en una tienda en Noruega (y no, no era plegable para poder traérsela en la maleta). Obviamente el chiquillo vio la foto y quedó alucinado. Concretamente lo que dijo fue: “Sé que no existe pero podemos inventarlo, por fi, por fi, por fi…”. La verdad es que no entendí muy bien eso de que no existe, pero igualmente yo, como no podía ser de otro modo, me puse a darle vueltas a esta cabecita que tengo sobre los hombros.

Y pensé en hacer una especie de “puff” con forma de seta… pero luego pensé más y se me vinieron a la mente unos taburetes que andaban por mi casa de pequeña, hechos con unas cajas de detergente de aquellas redondas y enormes.

Y así se me ocurrió hacer este taburete-puff con forma de seta, que a su vez sirve para guardar dentro juguetes.

 Para hacer la base he necesitado una papelera de plástico resistente (comprada en una tienda de las antiguas “Todo a 100”), que he forrado con papel adhesivo blanco.

 Para hacer la parte superior he necesitado una manta roja de Ikea, a la que le he cortado un trozo redondo bastante grande. Estas mantas sirven para todo… ya las había usado antes para hacer disfraces.

Después, con una mantita de color crudo he recortado unos círculos que he cosido al círculo grande rojo. Posteriormente he cosido un dobladillo y he pasado un elástico.

He metido relleno de un cojín y para hacer de soporte he puesto una tapa de un cubo, pero puesta del revés para que no resbale de la papelera al sentarse. Explicado creo que no se entiende muy bien, pero en las imágenes queda bastante claro.

Ahora sólo me queda hacer otro taburete igual para su hermano y que no haya peleas en casa. ¡Poco a poco el comedor va a parecer un bosque de setas!

Castañuelas: Tortuga Sonora

El 22 de noviembre, con motivo de Santa Cecilia (Patrona de la Música), celebran en el colegio de mi hijo el Día de la Música. Para conmemorar tal fecha cada año piden a los niños que realicen un instrumento musical con ayuda de sus familias, para hacer una exposición en la entrada del colegio. Y también como cada año, a la hora de hacer esta actividad, para mí son indispensables dos requisitos: que el instrumento suene de verdad (hay manualidades con cartón muy bonitas para hacer un piano, pero es sólo decorativo, no suena) y que el niño participe activamente en su elaboración. Este año nos hemos animado a hacer unas castañuelas sencillas y originales.

Hemos necesitado unos trozos de cartón, que hemos pintado de color verde.

Luego hemos pegado todos los trozos, así como unas chapas que son las que dan sonido a las castañuelas.

Por último hemos cubierto de fieltro a la tortuga, para recrear el caparazón.

Para hacerla sonar sólo hay que chocar las chapas entre ellas, igual que si se tratara de unas castañuelas.

Decoración de Halloween: Calabazas

Toda fiesta de Halloween que se precie de serlo tiene que incluir en su decoración calabazas y velas, que le dan un toque un tanto siniestro sin dejar de resultar divertido.

Por lo tanto, unas calabazas con su sonrisa maquiavélica no pueden faltar, así que para la ocasión hemos creado unos portavelas muy sencillos, perfectos para crear ambiente.

Los materiales necesarios son: botes de cristal (pueden servir los de yogur, los de potitos pequeños…), papel pinocho de color naranja, papel adhesivo negro, gomas, lazo verde, tijeras y velas.

En primer lugar recortamos un cuadrado de papel pinocho, ponemos el bote de cristal encima y lo forramos con el papel, que sujetamos con una goma elástica. Posteriormente se corta el papel que sobra y se pone un lazo atado, a modo decorativo para tapar la goma.

Luego se cortan los ojos y la boca. Los pegamos sobre el papel.

Por último, ponemos dentro una vela pequeñita.

Antes de poner la vela dentro es importante recortar bien el papel que sobresale del bote: NO DEBE SOBRESALIR NADA.

Lo mejor es cortar sobre el filo o incluso un poco más hacia abajo, ya que si hay papel por encima del cristal corremos el riesgo de quemarlo.

Decoración de Halloween: Murciélagos

La noche más terrorífica del año se acerca. Halloween es una celebración típica americana, que ha llegado hasta nosotros a través de películas y series, haciéndose un hueco en nuestra cultura a través del marketing, ya que se trata de un gran filón comercial.

Su nombre original es “All hallow’s eve”, que traducido al castellano significa “víspera de todos los santos”.

Yo tengo que reconocer que hasta ahora he sido reacia a este tipo de tradiciones impuestas del exterior, ya que en nuestra cultura más cercana tenemos celebraciones típicas que tendríamos que hacer por recuperar y mantener en el tiempo. Pero no nos engañemos, la publicidad manda, y a los niños estas cosas les encantan, así que este año nos vamos a dejar seducir por las calabazas maquiavélicas, los fantasmas, las arañas y los murciélagos.

Para hacer una fiesta casera de estas características la decoración tiene un papel importante. Decorar el ambiente y crear una atmosfera “Halloweediense” es primordial, y que los pequeños participen en su elaboración es todavía mejor. Y mejor aún es no caer en el consumismo, pudiendo aprovechar materiales que tenemos por casa.

Con una huevera de cartón, tijeras, témpera de color negro, ojos para manualidades y una cinta de color naranja vamos a crear unos murciélagos muy originales.

Primero cortamos la huevera y le hacemos un pequeño agujerito en el centro.

Posteriormente la pintamos de color negro y una vez seca le pegamos los ojos y le pasamos el cordón naranja.

Y ya está, ya tenemos los murciélagos listos para colgar!!!

Estantería con Cajas de Cartón

Llevo un tiempo buscando una estantería buena, bonita y barata para poner un poco de orden en los libros de mis hijos, pero hasta ahora si encontraba algo colorido no era económico y si era económico no era colorido, así que me he animado a seguir reciclando cajas de cartón y esta vez las he convertido en una alegre estantería para colocar los libros.

Lo primero que hice fue doblar las “alas” hacia dentro y pegarlas con cola para reforzar el cartón. Después una capa de imprimación y una vez seca, darle dos capas de pintura.

Pegar las cajas entre sí y dejar secar el pegamento poniendo pinzas en las cajas, para que haga buen contacto y la adhesión sea correcta.

Por último, pegar a modo de patas unos envases vacíos de flan (la mejor parte de esta creación ha sido comernos el flan de chocolate ;-)).

Pendientes de Molinillo

En esta ocasión vamos a aprender a realizar unos coloridos pendientes, originales y sencillos de elaborar. Tan sólo necesitaremos unos retales de fieltro de los colores que más nos gusten (o aquellos con combinen mejor con nuestra ropa) y un par de botones. El fieltro es un material que nos ofrece sensación de calidez, por lo que estos pendientes se convierten en un perfecto complemento para los días de frío que están por venir. Además, el fieltro no presenta dificultad para cortar o coser sobre él.

 Lo primero es recortar cuatro cuadrados de medida similar, en esta ocasión dos verdes y dos naranjas. Pegamos las esquinas de un cuadrado verde sobre uno naranja y lo dejamos secar. Posteriormente cortamos las esquinas para darle forma de molinillo.

Cosemos los botones sobre él, colocamos el enganche del pendiente… y ya hemos terminado!!!

Cubo de Habilidades de la Vida Cotidiana

Hace un tiempo encontré una web americana con Material Montessori bastante interesante. Entre ese material se encontraba un cubo de habilidades de la vida cotidiana cuyo objetivo era ayudar a los pequeños a practicar con botones y cremalleras. Localizar ese cubo en España ha sido misión imposible y comprarlo por internet al extranjero es demasiado caro, los gastos de envío se disparan y además te expones a que lo paren en la aduana y tener que pagar por ello.

He estado un tiempo dándole vueltas y al final me he animado a hacerlo.

Para su elaboración he necesitado una caja de cartón, tela de colores llamativos, fieltro de colores, cola, pincel, cremallera, botones, velcro, cordón de zapatos, aguja, hilo y tijeras.

Lo primero ha sido forrar con tela una parte de la caja, la destinada al aprendizaje del lazo del cordón de los zapatos. Para forrar una caja con tela sólo necesitamos cola y un pincel. Esta parte de la caja se queda sin cerrar, con la intención de poder utilizar el “Cubo de Habilidades” también como caja de almacenaje. El cordón de los zapatos y su lazada nos permite abrir y cerrar la caja cuando sea necesario.

Posteriormente he cosido la cremallera, los botones y el velcro al fieltro. Ese fieltro también va cosido a otro fieltro de la medida de la caja, que pegamos a dicha caja con cola. La ventaja del fieltro es que no se deshilacha y se pega con facilidad.

Por último forramos el interior de la caja y ya tenemos listo nuestro “Cubo de Habilidades” compuesto por cuatro caras: subir y bajar la cremallera, abrochar y desabrochar los botones, enganchar y desenganchar velcro y atar el cordón de los zapatos.

Pasta de Sal

Cuando mi hijo pequeño era muy pequeño tenía cierta debilidad por comerse la plastilina. Era sacar su hermano los botes para modelar y el pequeño ya estaba allí, esperando para poder hacer bolitas y en el más mínimo descuido comérselas.

Por este motivo empecé a crear la pasta de sal, sin duda menos tóxica que la plastilina convencional.

La Pasta de Sal es bastante conocida y se utiliza para crear multitud de manualidades, ya que se trata de una masa fácilmente moldeable, que podemos hacer endurecer en el microondas.

Se puede utilizar de dos maneras diferentes: teñida o sin teñir.

Si no la teñimos, después de hacer las figuritas, las metemos unos minutos al microondas y cuando ya está dura y seca, se puede pintar con pintura acrílica o témperas.

Si la teñimos la podemos utilizar de forma similar a la plastilina, pero si se trata de una figurita que queremos conservar y guardar, también la podemos endurecer al microondas.

Es importante saber que en ambos casos, si queremos guardar la figurita creada por un largo periodo de tiempo, lo mejor es barnizarla completamente tapando los poros, ya que así evitamos que entre aire en su interior, cuya consecuencia sería que a la harina le acaben saliendo las molestas “palomillas” y sus huevos.

INGREDIENTES:

-3 tazas de harina

– 1 taza de sal

– 1 taza de agua

– 1 chorrito de aceite

Mezclamos todo y amasamos hasta que la pasta deja de quedarse pegada en nuestras manos. Puede ser necesario añadir un poco más de harina, eso lo iremos viendo a la vez que amasamos.

Cuando esté lista, la metemos en una bolsa de plástico y le dejamos reposar más o menos una hora.

Pasado ese tiempo, si la vamos a teñir es el momento de hacerlo. Yo utilizo colorante alimentario, para evitar la toxicidad si se lleva a la boca, pero es posible utilizar témperas o pintura acrílica.

Si no se va a teñir, ya se puede empezar a disfrutar de ella.

Ahora sólo hay que dejar volar la imaginación, pudiendo crear adornos para el Árbol de Navidad, cuencos para guardar cosas, figuritas decorativas… la imaginación no tiene límites!!!

Pulsera con Globos de Agua

No hay verano sin globos de agua… ¿quién no ha participado alguna vez en una refrescante batalla?

Lo peor son los trozos de globo que quedan tirados por el suelo. Pero para aprovecharlos de una forma creativa podemos fabricar con ellos unas coloridas pulseras.

Sólo debemos cortar las boquillas de los globos y pasarlas por un trozo de elástico.

Los propios niños pueden participar en la actividad, trabajando la motricidad fina y la coordinación viso-motriz.

Cocinita de Cartón

El juego simbólico favorece el desarrollo cognitivo, estimulando la imaginación a través de actividades de imitación y representación de la vida cotidiana.

Uno de los juegos más característicos en al ámbito de la simbolización es el de cocinar, donde se potencia la secuenciación y el orden en las actividades. Para tal fin he creado una pequeña cocina, utilizando como base cajas de cartón.

A las cajas les he ido “dando forma” y las he forrado con papel adhesivo, que es resistente y se le puede pasar un trapito húmedo para limpiarlo.

Para simular el fogón de vitrocerámica también he utilizado papeles adhesivos. El fregadero es un bol, empotrado en la caja. Con un tapón dosificador de jabón de manos he conseguido simular el grifo.

Los colgadores, patas y tiradores son los normales que venden para una cocina de verdad.

Algunos juguetes de Ikea consiguen dar más realismo a la pequeña cocina.

Y no podía ser de otra manera… lo primero que se ha “cocinado” han sido: ¡SETAS!

Circuito de Cartón

Una de las cosas que más suelen gustar a los niños es experimentar con el movimiento y la caída de objetos.

Mi hijo de dos años está ahora en la fase en la que todas las cosas con un poco de rampa son un “tobogán” para lanzar pelotas o coches, por eso entre su hermano y yo le hemos fabricado un pequeño laberinto de cartón, perfecto para lanzar  canicas y que le permite jugar con la gravedad, la velocidad y el movimiento.

Sólo son necesarios varios tubos de cartón de papel de cocina, un trozo de cartón sobre el que pegar el circuito, una huevera también de cartón para hacer el cestillo final, témperas para decorar, cola para pegar y tijeras para recortar los tubos e ir adaptándolos para que las canicas vayan cayendo de un tubo a otro.