Regletas de Cuisenaire

Las Regletas de Cuisenaire son un material para trabajar las matemáticas de forma manipulativa.

Se trata de un conjunto de prismas cuadrangulares, de 1 cm cuadrado de base y una longitud que va desde 1 hasta 10 cm. Cada regleta tiene un color y va asociada a un número y su valor:

  • La regleta blanca (o color madera) representa al número 1 y su cantidad.
  • La roja el 2.
  • La verde claro el 3.
  • La rosa el 4.
  • La amarilla el 5.
  • La verde oscuro el 6.
  • La negra el 7.
  • La marrón el 8.
  • La azul el 9.
  • La naranja el 10.

Favorecen el pensamiento abstracto necesario para el cálculo mental y son un material perfecto para iniciar a los niños en la descomposición numérica.

Para comenzar a trabajar con las regletas es necesaria una fase previa de juego libre, para familiarizarse con ellas. Dejar a los niños “a su aire”, que jueguen con ellas, hagan torres, reconozcan los colores… Pero que vayan asociando cada regleta a su número. Para facilitar esta fase lo que hice fue buscar una caja de plástico con compartimentos. A estos compartimentos les puse un número. De esta forma a la hora de recoger y guardar las regletas, el niño, de forma inconsciente, asociará la regleta a su tamaño, número y cantidad.

Posteriormente podemos empezar a dirigir el juego. Entre las primeras actividades estaría la agrupación por colores, y por consiguiente por tamaños y números. Se trata de una primera toma de contacto con los conjuntos.

Podemos continuar por las seriaciones, que a su vez nos ayudan a trabajar con las medidas y su comparación, por ejemplo: la regleta rosa es “mayor que” la verde y “menor que” la amarilla.

También podemos trabajar la ordenación de menor a mayor, o de mayor a menor, haciendo una escala con las regletas, similar a la imagen de la primera foto.

Al tratarse de un material manipulativo nos facilita el aprendizaje de las equivalencias, la composición y la descomposición, ya que uniendo dos o más regletas conseguimos la misma medida que con otra. Por ejemplo, la regleta rosa y roja miden lo mismo que la verde oscuro.

Y por supuesto las podemos usar para comenzar con las sumas, facilitando al niño la comprobación empírica de sus propiedades. Aprovechando la actividad para introducir los símbolos “=” y “+”.

Yo los he hecho en papel y los he plastificado para que sean duraderos y manejables.

Anuncios

  1. No hay nada mejor que aprender matemáticas jugando y de paso se estimula la plasticidad del cerebro.
    Hace muchísimos años, en la secundaria tuve una profesora de matemáticas excelente (creativa, progresista, incansable); ella nos enseñó conjuntos con las regletas de colores. Cuántos recuerdos!
    Me gusta tu blog, enhorabuena!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s