Café molido: peeling para la piel y limpiador de tuberías

Seguro que  muchas de las personas que me leen, hasta ahora, tiraban los posos de café de la cafetera antes de lavarla, sin pararse a pensar que esos restos de café tenían más vida que ofrecernos.

Este es uno de esos trucos baratos, baratos… ¡tan barato qué es gratis!

Al abrir la cafetera para lavarla, en lugar de tirar el café del filtro, sólo tenemos que ponerlo en un bote o un cuenco.

Collagecafe

Nos lo llevamos al baño y cuando nos vayamos a duchar lo mezclamos con un poco de gel. No tenemos que hacer nada más. Lo vamos cogiendo con las manos y nos vamos masajeando el cuerpo y la cara, haciéndonos un peeling que nos va a dejar la piel muuuy suave.

Para nuestro cuerpo será maravilloso, un exfoliante totalmente natural, sin nada de químicos como otros productos caros que venden para tal fin. Nos dejará una piel de seda. Pero es que además ese café que va a parar al desagüe de la ducha también nos va a ayudar a mantener limpias las tuberías.

¿Se puede pedir más por tan poco?

Lámpara de Ikea “tuneada”

¿Convertir una lámpara barata en una pieza decorativa única? Sí, es posible…

Hacía varios meses que  nos habíamos mudado y la mayoría de las habitaciones seguían con las bombillas colgando del techo, esperando a encontrar una lámpara que nos gustara y que a la vez fuera económica, pero ese momento no llegaba, así que en una visita a Ikea decidimos comprar unas pantallas básicas, de 2,50 euros. No es que fueran muy bonitas, pero mejor que una bombilla colgando sola sí sería.

Una vez estaban puestas empecé a pensar en la posibilidad de decorarlas… y me puse manos a la obra.

Con papel de seda y cola he conseguido una lámpara única para nuestra habitación.

Lo primero es calcar el dibujo elegido en el papel de seda: en mi caso mariposas. Luego recortamos. La ventaja es que al ser tan fino podemos doblar varias capas y recortar varias mariposas a la vez.

SONY DSC

Una vez tenemos todo recortado vamos pegando con una mezcla de cola y agua. Primero ponemos un poco sobre el lugar que vamos a pegar y luego con el pincel vamos adhiriendo bien el papel de seda a la lámpara, con suavidad.

SONY DSC SONY DSC

Y ya está… colgamos, dejamos secar y disfrutamos de una bonita luz por muy poco dinero.

SONY DSC

Jabón de Lavanda: casero y natural

En esta ocasión me he decidido a “fabricar” un jabón casero y natural, aprovechando el cambio de aceite de la freidora, para darle un nuevo uso a ese aceite, creando un jabón que es toda una delicia para los sentidos.

SONY DSC

Entre sus ingredientes se encuentra por un lado el Aceite de Oliva, con sus infinitas propiedades conocidas por todos, auténtico oro líquido para nuestro cuerpo, tanto por dentro como por fuera. Por otro lado se encuentra la Manteca de Karité, con su alto poder hidrante y regenerador de la piel. Y por último la Lavanda, tonificadora y cicatrizante para las pieles delicadas y con un aroma al que se le asocian propiedades relajantes.

Para conocer la proporción exacta de cada producto utilicé una calculadora que podéis encontrar “clikando” aquí.

Teniendo en cuenta que partía de 410 gr de Aceite y 20gr de Manteca de Karité, el resto de ingredientes han sido: 147 gr de agua y 57 gr de sosa.

Lo primero es mezclar la sosa con el agua. El agua debe estar fría y debemos tomar una serie de medidas de seguridad porque los vapores de la mezcla pueden ser peligrosos. Yo lo hice junto al balcón, con todo bien abierto y ventilado. Vamos mezclando con una cuchara de madera con mucha paciencia. La primera apariencia del agua es blanca y sabremos que ya está todo bien mezclado cuando el agua vuelva a ser transparente.

SONY DSC

Este es el momento de añadir el aceite y mezclar con la batidora.

SONY DSC

Cuando esté bien integrado añadimos la manteca…. Y seguimos batiendo.

SONY DSC

A continuación ponemos un puñadito de flores de lavanda y mezclamos. Yo lo iba a mezclar con la batidora, pero cuando empecé pensé que mejor con la cuchara de madera para que las flores quedaran enteras.

SONY DSC

Una vez está todo mezclado sólo nos queda verter sobre un molde…

SONY DSC

y esperar entre 24 y 48 horas, hasta que el jabón ya esté solidificado pero aún sea blando para desmoldar y cortar.

SONY DSC

Y ahora llega el momento de tener paciencia, ya que hay que dejarlo “curar” de 4 a 6 semanas, y con ese aroma cuesta no caer en la tentación de empezar a usarlo.

La base de la receta es el aceite, el agua y la sosa… el resto de ingredientes: cuestión de gustos e imaginación ;-)

Rudolf: el Reno más Dulce

La Navidad es una fiesta muy dulce y cálida… ¿y hay algo más dulce y cálido que el chocolate? Pues con chocolate y unas nubes de gominola podemos hacer esta chuchería con forma de reno, que será una delicia para los más pequeños (y los no tan pequeños).

Primero ponemos a fundir el chocolate al baño maría.

SONY DSC

Después pinchamos en un palito una nube.

SONY DSC

La cubrimos bien de chocolate y dejamos enfriar un poquito, pero sólo un poco, para que endurezca el chocolate y la decoración no resbale.

SONY DSC

Después sólo nos queda decorarla: la nariz es de lacasitos, los ojos son de fondant y los cuernos son de palitos salados.

SONY DSC

¡Bon appetit!

Cuenta Atrás: Calendario de Adviento

“Vueeeelveeee a casa vueeelve por Navidaaaddd”… o más bien vuelvo al blog con los preparativos de Navidad, que desde los comercios se empeñan a hacernos ver que las fiestas ya están aquí, con sus lucecitas de colores y sus turrones persiguiéndonos por los pasillos del supermercado.

Pero antes de la Navidad tenemos el Adviento y con él la cuenta atrás hasta la Nochebuena. Aunque litúrgicamente el Adviento no tiene porqué empezar el día 1, ya que se trata de un periodo que abarca los cuatro domingos más próximos a la Navidad, pero tradicionalmente los Calendarios de Adviento van del 1 al 24 de diciembre. Este año en concreto el día 1 de diciembre coincide con el Primer Domingo de Adviento, así que nuestro Calendario nos va perfecto y seguramente nosotros aprovechemos ese Primer Día de Adviento para colocar la decoración navideña en casa.

Y después de esta pequeña “lección”, nos ponemos manos a la obra con nuestro calendario-centro de mesa.

Se trata de un calendario de “cuenta atrás” realizado con cajitas de cerillas. Por un lado nos permite poner pequeño detalles cada día, como unos cromos, unos lacasitos, una pulsera, unas entradas para el cine… y por otro lado formará parte de la decoración navideña de la mesa.

Lo primero es forrar las cajas, con papel de regalo y cola blanca diluida con un poco de agua.

Collage1

Después ponemos los números, del 1 al 24. Yo he utilizado unos números adhesivos porque los tenía en casa, pero con rotulador también habrían quedado muy bien.

SONY DSC

Para que resulte más fácil abrir las cajitas, como si de un cajoncillo se tratara, he “cosido” un abalorio (la primera idea era poner un botón, pero los tenía que comprar, sin embargo los abalorios ya los tenía y  para ser “creativos en tiempo de crisis” lo mejor es aprovechar las cosas que tengamos por casa).

SONY DSC

Luego vamos pegando las cajitas entre sí con la forma deseada. En mi caso le he dado forma circular, de Árbol de Navidad, para utilizarlo como centro de mesa.

SONY DSC

Y por último podemos poner una estrella u otro adorno navideño que nos guste.

Collage2

Los calendarios de cuesta atrás no son exclusivos de las fiestas navideñas, ya que a los niños les encanta ir contando los días que faltan para las fechas importantes (como su cumpleaños), así que se pueden crear calendarios similares pero con decoraciones distintas.

Cortinas originales “de menor a mayor”

Después de un tiempo sin actividad en el blog (entre la mudanza y algunas otras cosas no he tenido tiempo de nada), vuelvo a retomarlo para presentaros un trabajo que me ha llevado algo de tiempo, porque con los niños era complicado encontrar un rato para ponerme con la plancha y con trabajos delicados.

Se trata de mis nuevas cortinas para el comedor. Las cortinas en sí son bastante simples, ya que se trata de unos paneles japoneses básicos comprados en Leroy Merlin. Lo que los hace distinto es la decoración que les he dado: unas Muñecas Matrioskas que van de menor a mayor, consiguiendo un original efecto cuando las cortinas se van recogiendo: una muñeca va “entrando” dentro de la otra. Cuando se me ocurrió la idea busqué bastante información por google  y no encontré nada similar (ni parecido), así que por aquí os lanzo esta idea decorativa original y bonita.

SONY DSC

SONY DSCSONY DSCSONY DSCSONY DSCSONY DSCLa técnica empleado ha sido la de los apliques en tela con fliselina de doble cara (si buscáis en San Google encontraréis muchos manuales y explicaciones paso a paso).

Collagecortina

Lo primero fue cortar todas las plantillas sobre cartulina. Posteriormente cortar las telas (la cara y el pelo son de fieltro finito) y con la plancha y la fliselina ir pegando las aplicaciones. Los dibujitos que hay sobre las muñecas para completar la decoración los he hecho cortando trozos de tela (la misma que utilicé para la barriga de las muñecas, con mariposas y círculos de colores) y aplicándolos también con fliselina. Complicación no tiene ninguna, pero es necesaria una dosis de paciencia porque el proceso es lento (medir, cortar, re-medir, re-cortar, planchar por un lado, quitar la protección de la fliselina, planchar una tela sobre otra, y sobre otra…) pero el resultado ha merecido la pena.

Punto de Libro: Seta

Un punto de libro es un regalo bonito si tienes que hacer un detalle sencillo y económico pero en grandes cantidades, como los recuerdos para bodas, bautizos, comuniones… o como en este caso, que consistía en hacer un pequeño detalle como recuerdo de despedida para los compañeros de colegio de mi hijo.

Collage Punto de Libro

Lo primero que hizo Iván fue escribir con rotulador el mensaje “DE IVÁN PARA”. Ese mensaje lo digitalicé con el escáner y lo pasé como imagen a Word. Busqué una imagen de una seta y con Paint recorté la parte del sobrero. En Word puse la imagen de la seta, un contorno y dentro de dicho contorno la imagen del mensaje. Copié y pegué para que quedaran 4 por hoja. Lo siguiente fue imprimirlo en cartulinas.

Una vez impreso lo siguiente fue coger la lista de todos los niños de la clase y con rotuladores de colores Iván los fue escribiendo en cada punto de libro. La ventaja de escanear el resto de la frase es que en cada uno sólo había que escribir el nombre, haciendo la tarea más sencilla.

Luego yo los plastifiqué con papel adhesivo transparente (del que se usa para forrar los libros) y entre Iván y yo los fuimos recortando y haciendo un agujerito en la parte inferior.

Lo último fue poner un cordón para que el señalador haga bien su función de marcarnos la página del libro.

A los niños les ha gustado mucho y un detalle con forma de seta es el recuerdo más simbólico que Iván podía regalar en su despedida, además que con lo liados que estamos con la mudanza tampoco teníamos mucho tiempo de elaborar algo complicado, pero esta manualidad es original y sencilla.

Teatro: La Leyenda de Sant Jordi

Para celebrar el Día de Sant Jordi hemos hecho un espectáculo casero sobre “La Leyenda de Sant Jordi”.

Sólo hemos necesitado una rosa y una cartulina de color negro, a la que le he dibujado la silueta de los personajes con cera blanca, para posteriormente recortarla y pegarle con celo una pajita.

sant jordi 1

Al teatro de cartón que hicimos este verano le he puesto un papel vegetal de los que se usan para el horno. Además, en la parte trasera he puesto una linterna para que el juego de sombras estuviera asegurado.

sant jordi 2

Es una actividad divertida y súper sencilla que a los niños les encanta.

¡Feliz día del libro y de la rosa!

¡Feliz Sant Jordi!

Un tren para comer

Últimamente me pasa que cada vez que veo algo que me gusta lo primero que pienso es en cómo se podría hacer de forma casera, minimizando los gastos y dándole el toque personal. Al ver esta original vajilla de Boguslaw Sliwinski, que se encarga de hacer del momento de la comida bastante divertido, lo primero que he pensado ha sido: “Eso lo hago yo en  un momento”… :-)

Y dicho y hecho. Lo primero ha sido encontrar un rotulador permanente, muy permanente, resistente a los lavados y que a su vez no fuera tóxico.

IMG_20130418_191014

Y ya con el rotulador en mano sólo ha sido ponerse manos a la obra.

IMG_20130418_221650

El resultado ha sido un éxito para los niños, que han devorado el cargamento de fresas y el soleado chocolate en apenas unos segundos.

IMG_20130418_210330

Hay que tener en cuenta esperar bastante tiempo antes de mojarlo, para que la tinta esté seca y adherida del todo.

Tengo en mente hacer otro con forma de camión, pero mientras hacía el del tren iba pensando que sería mejor idea utilizar un plato cuadrado, ya que se aprovechan mejor los espacios y la capacidad para la comida es mayor… pero eso para la próxima entrega ;-)

Una camiseta para papá

IMG_20130228_095047

El mes de marzo ya está aquí… mes de los padres por excelencia, ya que el 19 de este mes se conmemora su día.

Cuando los niños son más grandes ellos mismo se encargan de crear algún detallito para sus papás, pero cuando son peques es a la madre a la que le suele tocar preparar ese detalle. Si no quieres caer en el consumo y acabar comprando el típico bote de colonia, igual esta idea te puede ir bien, ya que se puede hacer tanto con niños como con bebés.

Sólo necesitamos una camiseta de color liso o incluso blanca, pintura textil y una buena dosis  de paciencia ;-)

Ponemos la camiseta sobre una superficie lisa y “pringamos” la mano del pequeño, ayudándonos de un pincel o un algodón, para poner la cantidad justa y que no se formen “pegotes”. Cuando la mano esté lista la apoyamos sobre la camiseta haciendo un poco de presión. Lo mejor es probar primero sobre una tela vieja. La misma operación se repite hasta terminar de llenarla con sus huellas de mano.

Y ya está, es bastante sencillo. Ahora toca lavar las manos del niño lo más rápido posible, teniendo en cuenta que no es pintura de dedos y costará un poco de quitar.

También es importante que la ropa que lleve el peque (y la nuestra) sea vieja y no importa que se manche, ya que al ser pintura para tela, en caso de mancharnos, no podremos quitar la mancha con nada.

La camiseta de la foto la hicimos nosotros hace ya varios años y aún se conserva el color en buen estado.

Si se trata de un niño de corta edad, o un poco inquieto, no esperemos un resultado profesional, pero seguro que el orgulloso papá lucirá con gusto su nueva camiseta.

Detergente “casero” para lavadora

La crisis agudiza el ingenio, de eso no cabe la menor duda, y con esto de apretarnos el cinturón todos vamos buscando la forma de ir recortando en la economía de nuestros hogares, a través de pequeños gestos, que céntimo a céntimo nos ayudan a ahorrar un dinerillo a final de mes.

Yo llevo un tiempo buscando “recetas” para fabricar un jabón para la lavadora económico y algo más ecológico que los jabones comerciales. He leído y releído, comparando unas y otras, hasta que me he atrevido a probar, dando con la “fórmula perfecta” (al menos para mí).

Sólo he necesitado una pastilla de jabón Lagarto de 150 gr., 3 litros de agua y 4 cucharadas de bicarbonato (o en caso de necesitar un detergente más potente utilizar un litro de activador del lavado).

1

El jabón debe ser Lagarto, marca Lagarto, ya que otros jabones similares pueden llevar glicerina y no serían recomendables para la lavadora. Un pack de dos jabones Lagarto nos cuestan  1 euro, así que por ese precio nos podemos permitir usar una marca original en lugar de una marca blanca.

Podemos usar tanto bicarbonato como perborato, ambos son buenos para eliminar malos olores y “atacar” sobre las manchas, quizá más fuerte y efectivo el perporato.

Empezamos poniendo a calentar a fuego medio los tres litros de agua. Es importante que la olla sea grande, por si subiera un poco la espuma.

2

Mientras, vamos rallando el jabón con un rallador normal de cocina. Se ralla muy fácilmente y queda igual que si hubiéramos rallado queso.

3-4

Cuando el agua esté caliente, sin llegar a hervir, bajamos a fuego lento y añadimos el jabón lentamente. Vamos moviendo para que se derrita en el agua.5-6

A los 5 minutos el jabón ya estará derretido por completo en el agua y es el momento de añadir las 4 cucharadas de bicarbonato. Seguimos moviendo un par de minutos más para integrarlo todo y ya podemos apagar el fuego.

7

Ahora sólo debemos esperar a que se enfríe la mezcla, podemos ir moviendo de vez en cuando. Veremos que la textura se va espesando.

8Cuando esté frío lo pasamos a una botella. La textura final es similar a una mascarilla para pelo de las que vienen en tarro, por lo que es mejor utilizar una botella de boca un poco ancha.

Para utilizarlo es tan sencillo como poner 100 ml. (esta cantidad es para una colada completa, de suciedad media) en una “arielita” y directa al tambor de la lavadora. En caso de no tener, y de no conocer a nadie que nos pueda dar una, en Mercadona las venden por 88 centimos (se trata de una inversión barata porque nos durará eternamente). Antes de cada uso es conveniente agitar suavemente la botella. Si hay manchas “rebeldes” lo mejor es frotar con una pastilla de jabón Lagarto directamente sobre la mancha.

Yo estoy encantada, la ropa sale limpia y suave, no como con otros detergentes que la dejan “acartonada”. Y más barato imposible, una pastilla de jabón nos sale por 50 céntimos y añadiendo el poquito de bicarbonato que empleamos  y el gasto de gas o electricidad para calentar el agua, como mucho debe subir un euro más. Así que por 1,50 (aproximadamente) tenemos detergente para 30 lavados… ¡mejor imposible!

(Añado un apunte unos meses después de escribir esta entrada al blog. Últimamente necesitaba un detergente más potente, así que lo que estoy haciendo, con muy buenos resultados, es añadir un litro de activador del lavado líquido, así que por un precio estupendo disfruto de 4 litros de un potente detergente para lavar la ropa en la lavadora)

Unas tortitas muuuuy románticas

Una merienda especial fuera de casa, para celebrar una fecha como la de hoy, es uno de esos placeres que la crisis y sus recortes nos ha hecho eliminar de nuestras costumbres.

¿Por qué serán tan caras las tortitas en una cafetería cuando en realidad la receta es bien barata y sencilla?

Pues esta tarde nos hemos puesto “manos a la obra” para crear estas tortitas americanas tan ricas y originales.

 IMG_20130214_181959

Los ingredientes que necesitamos para la masa son los siguientes:

  • 200 gr. de harina
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 4 huevos
  • 250 ml. de leche
  • 30 gr. de mantequilla
  • Una pizquita de sal
  • Una cucharadita de levadura
  • Margarina para engrasar la sartén

Y el paso a paso es así:

En primer lugar separamos los huevos de las claras. Ponemos las claras en un bol y las yemas en otro.

En el bol de las yemas añadimos la harina tamizada, la levadura, la sal, el azúcar, la mantequilla derretida y la leche. Batimos con unas varillas, hasta conseguir que la masa tenga un aspecto suave y denso.

Después pasamos al otro bol, batimos las claras a punto de nieve y las incorporamos a la preparación anterior.

Calentamos la sartén y la engrasamos con margarina, que repartimos con un pincel sobre la sartén.

Vertemos la masa para hacer las tortitas y cuando esté dorada la volteamos con una espátula y dejamos que se dore por el otro lado.

Así, una por una.

Para hacer estas tortitas con forma de corazón, con motivo del día de San Valentín, he utilizado un molde de galletas de tamaño grandecito, también engrasado, que he puesto sobre la sartén.

Luego sólo hay que decorar con sirope de chocolate y corazoncitos de azúcar.

Ha sido una merienda deliciosa y a los niños les han encantado.

Carnaval: Un vaquero con su caballo

El Carnaval ya está aquí y con él os traigo una propuesta, para aquellos padres y madres a los que les haya “pillado el toro” y necesiten un disfraz sencillo y económico de preparar.

Este disfraz en concreto está pensado para aquellos niños que son pequeños y se cansan de caminar por el desfile o cabalgata. Se trata de un disfraz de vaquero, pero la gracia está en disfrazar también el triciclo del pequeño, de esta forma el niño va cómodamente en su “vehículo”, que al ir tuneado de caballo le aporta un toque original y divertido al disfraz.

100_1497

Para el disfraz sólo necesitamos una camisa de cuadros y un sombrero de vaquero. Si tenemos un chaleco y un pañuelo para el cuello conseguiremos un disfraz más logrado. De todas formas, si no tenemos mucho tiempo para preparativos, un blister con todo lo necesario para un disfraz de sheriff lo podemos encontrar en las tiendas de “Todo a 100” por un precio que va entre 3 y 5 euros.

Para realizar el caballo sólo es necesario que nos hagamos con unos trozos grandes de cartón, a los que le daremos la forma deseada, adaptándolo a la medida del triciclo. Los detalles de las crines y los ojos están hechos con cartulinas, aunque también se podrían pintar. Para la cola utilicé tiras de papel de seda en tonos marrones y negro.

¡A disfrutar de la fiesta vaquero!

Fotografía de Navidad

Con una cámara digital y un programa de retoque fotográfico, ya no es necesario recurrir a un fotógrafo profesional para realizar una bonita felicitación navideña.

Hay una página web llamada http://www.picmonkey.com/ muy útil y sencilla de utilizar que nos permite crear composiciones con resultados espectaculares. La única pega es que está en inglés, pero es bastante intuitiva, por lo que el idioma no es problema

Podéis ver el resultado de nuestra postal, a la que tan sólo ha sido necesario añadir un par de efectos para obtener una imagen simpática y original.

 SONY DSC

Nuestras fotos originales eran sobre una fondo blanco, para que llevar a cabo los efectos resultara más sencillo. Sobre la sábana recreamos la escena, que posteriormente ha mejorado con el retoque digital. Los niños no miraban los dos a la vez, por lo que fue necesario montar ambas fotografías. Lo único importante es utilizar un foco que evite las sombras

CollagenavidadEsta Navidad dejad volar vuestra imaginación y animaros a retocar fotografías, que además es gratis.

¡¡¡FELICES FIESTAS!!!

Adornos de Navidad Reciclados: Pingüino

Cada vez que veía una botellita de yogur líquido Hacendado (tipo Actimel, pero de Mercadona) pensaba en qué podía hacer con ellas, son tan monas que me daba una penita tremenda tirarlas a la basura, pero no puedo guardar todo lo que cae en  mis manos porque acabaría con un Síndrome de Diógenes tremendo. Sin embargo, ayer se me encendió la bombillita y lo tuve claro, como no me había dado cuenta antes… ¡tienen forma de pingüino!

Y ahora que se acerca la Navidad, y que estoy ultimando los adornos del Árbol, unos pingüinitos seguro que quedan muy bonitos, así que probé y el resultado ha sido bueno.

collagepinguino

Primero corté y quité la etiqueta que lo recubre, después con un rotulador negro permanente pinté el cuerpo. Una vez seco corté el cuello de la botella (este paso es mejor hacerlo antes que el de pintar, pero yo iba sobre la marcha probando). Por último, tuve que tejer a crochet un pequeño gorro, pegarle unos ojos, una naricita de fieltro y un pequeño botón… y listo, ahora sólo me queda hacer unos pocos más para que le hagan compañía en el Abeto de Navidad.

Taburete-Puff con forma de Seta

A mi hijo le encantan las setas (creo que ya lo he repetido algunas veces jejeje) y hace poco vimos una fotografía que hizo mi hermana de una seta que era como una papelera-paragüero, que estaba en una tienda en Noruega (y no, no era plegable para poder traérsela en la maleta). Obviamente el chiquillo vio la foto y quedó alucinado. Concretamente lo que dijo fue: “Sé que no existe pero podemos inventarlo, por fi, por fi, por fi…”. La verdad es que no entendí muy bien eso de que no existe, pero igualmente yo, como no podía ser de otro modo, me puse a darle vueltas a esta cabecita que tengo sobre los hombros.

Y pensé en hacer una especie de “puff” con forma de seta… pero luego pensé más y se me vinieron a la mente unos taburetes que andaban por mi casa de pequeña, hechos con unas cajas de detergente de aquellas redondas y enormes.

Y así se me ocurrió hacer este taburete-puff con forma de seta, que a su vez sirve para guardar dentro juguetes.

 Para hacer la base he necesitado una papelera de plástico resistente (comprada en una tienda de las antiguas “Todo a 100”), que he forrado con papel adhesivo blanco.

 Para hacer la parte superior he necesitado una manta roja de Ikea, a la que le he cortado un trozo redondo bastante grande. Estas mantas sirven para todo… ya las había usado antes para hacer disfraces.

Después, con una mantita de color crudo he recortado unos círculos que he cosido al círculo grande rojo. Posteriormente he cosido un dobladillo y he pasado un elástico.

He metido relleno de un cojín y para hacer de soporte he puesto una tapa de un cubo, pero puesta del revés para que no resbale de la papelera al sentarse. Explicado creo que no se entiende muy bien, pero en las imágenes queda bastante claro.

Ahora sólo me queda hacer otro taburete igual para su hermano y que no haya peleas en casa. ¡Poco a poco el comedor va a parecer un bosque de setas!

Castañuelas: Tortuga Sonora

El 22 de noviembre, con motivo de Santa Cecilia (Patrona de la Música), celebran en el colegio de mi hijo el Día de la Música. Para conmemorar tal fecha cada año piden a los niños que realicen un instrumento musical con ayuda de sus familias, para hacer una exposición en la entrada del colegio. Y también como cada año, a la hora de hacer esta actividad, para mí son indispensables dos requisitos: que el instrumento suene de verdad (hay manualidades con cartón muy bonitas para hacer un piano, pero es sólo decorativo, no suena) y que el niño participe activamente en su elaboración. Este año nos hemos animado a hacer unas castañuelas sencillas y originales.

Hemos necesitado unos trozos de cartón, que hemos pintado de color verde.

Luego hemos pegado todos los trozos, así como unas chapas que son las que dan sonido a las castañuelas.

Por último hemos cubierto de fieltro a la tortuga, para recrear el caparazón.

Para hacerla sonar sólo hay que chocar las chapas entre ellas, igual que si se tratara de unas castañuelas.

La Fageda d’en Jordà

La Fageda d’en Jorda es una impresionante bosque de hayas, situado en la zona volcánica de la Garrotxa (Girona).

En otoño el hayedo saca sus mejores colores de tonos ocres y pardos, dando al paisaje un aspecto mágico como si de un cuento se tratara, donde la imaginación de los más pequeños puede dar lugar a interesantes historias sobre gnomos y hadas.

Las setas se esconden entre las hojas caídas de los árboles, intentando pasar desapercibidas ante nuestros atentos ojos, pero no dejaremos de verlas durante todo el paseo, apreciando la gran variedad micológica presente en esta húmeda zona.

También se trata de una oportunidad estupenda para ver y tocar las piedras volcánicas que acompañan nuestros pasos durante todo el camino.

En la Fageda se pueden realizar varias rutas senderistas o con bicicleta de montaña, con distintos niveles, dependiendo de la dificultad y la distancia que queramos recorrer. Es importante una buena orientación y no perder de vista los carteles, ya que las indicaciones dentro del bosque pueden ser escasas y perderse entre senderos no es difícil (y esto lo digo desde la propia experiencia). Nosotros pretendíamos hacer el sendero Joan Maragall (la ruta 2, de 1,5 km, la más indicada para niños de corta edad) y en algún punto nos mezclamos con otro sendero, por lo que la caminata fue bastante más larga de lo esperado.

Lo mejor es partir desde el parking de Can Serra (allí está el centro de información de La Fageda y dejar aparcado el coche nos costará dos euros) y solicitar un plano en el punto de información.

Para las familias campistas que quieran ir a pasar el fin de semana tenemos allí mismo el camping La Fageda (con la tarjeta Acsi podemos pasar la noche a partir de 16 euros), con una ubicación perfecta para moverse por la zona. Por muy poco dinero disfrutaremos de unos días de relax en familia.

Una vez allí sólo debemos dejarnos conectar con la naturaleza, respirar el aire puro y disfrutar del entorno junto a nuestros pequeños aventureros.

Tarta de Halloween

No hay celebración sin su pastel y Halloween no podía ser menos. Yo me resistía a celebrar esta fiesta, pero ya que he caído, caigo de lleno con tarta incluida!!!

Se trata de un sencillo bizcocho de chocolate, decorado con fondant, que nos ayuda a crear una tela de araña con su pequeña arañita. La tela de araña quizá queda mejor si se hace con chocolate blanco fundido o incluso con leche condensada, pero no tenía en casa y como se trata de una creación express (y en un día de lluvia, con pocas ganas de salir a comprar) pues me he conformado con el fondant que es lo que tenía.

¡Feliz Halloween… Feliz Castanyada… Feliz Noche de Muertos… Feliz (cualquier celebración que hagáis este día ;-)… !!!!!

Broches de Fieltro, dando color al frío

Parecía que no iba a llegar nunca, pero el frío ya está aquí, obligándonos a sacar ropa más abrigada.

Los abrigos son esas prendas que acostumbran a tener colores oscuros, de esos que combinan con todo, pero que resultan monótonos y aburridos. Sin embargo, eso no significa que no podamos darle una nota de color a través de los complementos, sobretodo cuando no podemos hacer una renovación de nuestro armario porque la economía no lo permite. Unos originales broches de fieltro pueden dar otro aspecto a nuestros abrigos, a la vez que nos levantan el ánimo aportando un poco de colorido.

La dificultad de esta creación depende de lo que nos queramos complicar. Podemos hacer desde una sencilla piruleta de corazón hasta una simpática muñeca, que puede presentar un poco más de dificultad. En todo caso, se trata de ir recortando los trozos de fieltro, rellenarlos con guata e ir cosiéndolos.

Decoración de Halloween: Calabazas

Toda fiesta de Halloween que se precie de serlo tiene que incluir en su decoración calabazas y velas, que le dan un toque un tanto siniestro sin dejar de resultar divertido.

Por lo tanto, unas calabazas con su sonrisa maquiavélica no pueden faltar, así que para la ocasión hemos creado unos portavelas muy sencillos, perfectos para crear ambiente.

Los materiales necesarios son: botes de cristal (pueden servir los de yogur, los de potitos pequeños…), papel pinocho de color naranja, papel adhesivo negro, gomas, lazo verde, tijeras y velas.

En primer lugar recortamos un cuadrado de papel pinocho, ponemos el bote de cristal encima y lo forramos con el papel, que sujetamos con una goma elástica. Posteriormente se corta el papel que sobra y se pone un lazo atado, a modo decorativo para tapar la goma.

Luego se cortan los ojos y la boca. Los pegamos sobre el papel.

Por último, ponemos dentro una vela pequeñita.

Antes de poner la vela dentro es importante recortar bien el papel que sobresale del bote: NO DEBE SOBRESALIR NADA.

Lo mejor es cortar sobre el filo o incluso un poco más hacia abajo, ya que si hay papel por encima del cristal corremos el riesgo de quemarlo.

Decoración de Halloween: Murciélagos

La noche más terrorífica del año se acerca. Halloween es una celebración típica americana, que ha llegado hasta nosotros a través de películas y series, haciéndose un hueco en nuestra cultura a través del marketing, ya que se trata de un gran filón comercial.

Su nombre original es “All hallow’s eve”, que traducido al castellano significa “víspera de todos los santos”.

Yo tengo que reconocer que hasta ahora he sido reacia a este tipo de tradiciones impuestas del exterior, ya que en nuestra cultura más cercana tenemos celebraciones típicas que tendríamos que hacer por recuperar y mantener en el tiempo. Pero no nos engañemos, la publicidad manda, y a los niños estas cosas les encantan, así que este año nos vamos a dejar seducir por las calabazas maquiavélicas, los fantasmas, las arañas y los murciélagos.

Para hacer una fiesta casera de estas características la decoración tiene un papel importante. Decorar el ambiente y crear una atmosfera “Halloweediense” es primordial, y que los pequeños participen en su elaboración es todavía mejor. Y mejor aún es no caer en el consumismo, pudiendo aprovechar materiales que tenemos por casa.

Con una huevera de cartón, tijeras, témpera de color negro, ojos para manualidades y una cinta de color naranja vamos a crear unos murciélagos muy originales.

Primero cortamos la huevera y le hacemos un pequeño agujerito en el centro.

Posteriormente la pintamos de color negro y una vez seca le pegamos los ojos y le pasamos el cordón naranja.

Y ya está, ya tenemos los murciélagos listos para colgar!!!

Estantería con Cajas de Cartón

Llevo un tiempo buscando una estantería buena, bonita y barata para poner un poco de orden en los libros de mis hijos, pero hasta ahora si encontraba algo colorido no era económico y si era económico no era colorido, así que me he animado a seguir reciclando cajas de cartón y esta vez las he convertido en una alegre estantería para colocar los libros.

Lo primero que hice fue doblar las “alas” hacia dentro y pegarlas con cola para reforzar el cartón. Después una capa de imprimación y una vez seca, darle dos capas de pintura.

Pegar las cajas entre sí y dejar secar el pegamento poniendo pinzas en las cajas, para que haga buen contacto y la adhesión sea correcta.

Por último, pegar a modo de patas unos envases vacíos de flan (la mejor parte de esta creación ha sido comernos el flan de chocolate ;-)).

Pendientes Matrioskas

Hacer manualidades con las anillas de las latas de refresco se ha puesto bastante de moda en los últimos meses.

En esta ocasión las vamos a reciclar, convirtiendo las anillas en unos pendientes con la forma de las famosas muñecas rusas.

Necesitaremos dos anillas, que las pintaremos con laca de uñas.

Cuando hayan secado, cortamos un trozo de fieltro de la medida de la anilla y lo pegamos por su parte trasera. Yo he utilizado pegamento de pincel, ya que nos posibilita un trabajo más preciso.

Una vez seco, pintamos la carita de la muñeca. Después le pegamos un abalorio con forma de flor, aunque también podemos utilizar un botón decorativo. A continuación le pegamos un lazo pequeñito en el cuello. Para evitar que se deshilache lo mejor es darle a las puntas con pegamento de pincel.

Yo he cometido el error de poner el enganche de pendiente en el último lugar, por lo que he tenido que despegar un poco el fieltro, poner el pendiente y volver a pegar. Lo mejor sería hacerlo en el momento de recortar el trozo de fieltro, así lo pegaremos a la anilla ya con el enganche.